Asociación de Germanistas de Andalucía

¿Buscando recetas típicas alemanas? Aquí te servimos en bandeja de plata una opción sencilla y tradicional, muy común en los países de cultura alemana: el Apfelstrudel, o pastel de manzana (¡la traducción no le hace justicia al sabor!). La gastronomía alemana se ha enriquecido de sus frutos más abundantes, entre ellos, la manzana. Así, no es difícil encontrar mil recetas célebres que contengan este dulce, saludable y asequible manjar. De origen austríaco, el Apfelstrudel también forma parte de la cultura del sur de Alemania. Su tradición se remonta a la época bizantina, cuando solía emplearse como alimento de pobres, hasta que las gentes de Viena descubrieron lo delicioso del pastel y refinaron la receta hasta lo que hoy en día conocemos. El secreto del Apfelstrudel radica en una masa fina y en la calidad del producto estrella: las manzanas. Es conveniente utilizar aquellas que tengan buen aroma y un toque ácido como coletazo de salida a un postre que se espera que sea empalagosamente dulce. Si andabas en busca de platos diferentes con los que sorprender a tu público, esta opción es un éxito asegurado. Los ingredientes para 4 comensales son los siguientes: Para el relleno: • 1,5 kg de manzana (un poco ácidas) • 150 g de mantequilla • 80 g de pan rallado • 150 g de azúcar mezclada con un poco de canela? • 60 g de pasas • 60 g de nuez en trozos pequeños • Azúcar en polvo Para la masa: • 300 g de harina • Una pizca de sal • 2 dedos de un vaso pequeño de agua • 20 g de aceite de girasol La receta: • En primer lugar, hay que hacer una masa mezclando todos los ingredientes y dejarla reposar 30 minutos en una bandeja de madera untada con aceite. • Estirar con los dedos hasta que esté casi transparente sobre un trapo de cocina. • Para hacer el relleno , tostar el pan rallado con mantequilla . • Mezclar con el resto de los ingredientes y extender sobre 2/3 de la pasta. • Untar el resto de la masa con mantequilla líquida . • Enrollar la pasta con el relleno. Hornear a 175º C 35 minutos , untando el pastel 2 o 3 veces con mantequilla. Para la presentación, normalmente se suele acompañar de salsas dulces calientes o miel, o bien nata montada e incluso helado si decidimos tomarlo frío. Sin embargo, la versatilidad que ofrece este postre permite un acompañamiento casi al gusto del consumidor: mermeladas, otras frutas, chocolate, azúcar glas, frutos secos… ¡o todo a la vez! ¡A disfrutar! Fuente: Canal Cocina ( https://canalcocina.es/receta/apfelstrudel-pastel-manzana-austria

Autor

Irene Pérez Torres